Buscar en este blog

jueves, 18 de junio de 2020

El espectacular resultado de la restauración de la Capilla Sacramental de San Lorenzo



Visita Virtual al final de la entrada
El pasado miércoles se inauguró la Capilla Sacramental de la Parroquia de San Lorenzo,  tras una restauración que ha durado 2 años y con un coste de 250.000 Euros a cargo de la hermandad de la Soledad, con ayuda de algunas donaciones como la de la Real maestranza de Caballería. El resultado ha sido espectacular, al recuperar el esplendor de este maravilloso espacio del barroco integrado en una de las Iglesias más interesantes del gótico-mudéjar sevillano. Anteriormente tenía importantes problemas de humedad y se encontraba muy ennegrecida.

Interior de la Capilla Sacramental de la Parroquia de San Lorenzo

Capilla Sacramental de la Parroquia de San Lorenzo antes y después de la restauracón

Previo a la restauración de las pinturas que se inició en 2018, se hizo un trabajo de dos años para la eliminación de las humedades mediante la inyección de una resina en los muros. Para los trabajos posteriores se emplearon hasta 10 restauradores.

Se trata de una construcción iniciada en el año 1694, tras la cesión de dos capillas a la Hermandad Sacramental para construir esta capilla. Se inició gracias al impulso del mayordomo de la hermandad, Juan de Díez de Valdivieso. La obra sería ejecutada por el maestro Félix Romero Ojeda y estuvo terminada para 1703, cuando se contrató el retablo a Pedro Ruiz Paniagua, el cual está presidido por una imagen mariana atribuida al italiano Nicola Fum.






En el año 1707 se contrató al pintor Francisco Pérez de Pineda para que diseñara y ejecutara un programa de decoración mural de la capilla. Sin embargo, el proceso se vio paralizado por problemas económicos y legales. La obra se reanudó en el año 1717, esta vez de la mano de un joven Domingo Martínez y Domingo de Espinal, quienes acabaron el trabajo un año después, habiendo seguido el programa decorativo original. Esta decoración tiene un completo programa iconográfico, llamando la atención la pintura de la última cena, que imita a la de Leonardo Da Vinci en su disposición. En 1733 encargan los ángeles lampareros a Benito de Hita y Castillo








.

Visita virtual: (si tienes problemas para verlo pulsa aquí)



Entradas similares:
Restauración en la Parroquia de San Lorenzo
Iglesia del Buen Suceso

2 comentarios:

  1. Buenos días, hace poco que descubrí tu blog, me gusta mucho, veo que compartimos el amor por Sevilla.

    Es una gran y meritoria entrada, enhorabuena.

    Amistosamente.

    ResponderEliminar
  2. Muchas Gracias por tu comentario Mari Carmen, me alegro mucho de que te guste mi blog y espero que puedas seguir disfrutando de los contenidos que comparto

    ResponderEliminar